El duelo por la pérdida gestacional y perinatal

a4f37cd4-2832-4fd6-aa1b-bf7f2af18f3d
El duelo por la pérdida gestacional y perinatal

Creo que no existe nada más desolador que perder a un hijo, cualquier persona es consciente de esto, pero no lo es tanto cuando la pérdida de la que hablamos, es la de un hijo que muere durante el embarazo, en el parto o al poco tiempo de nacer y permanece por poco tiempo con su familia.

 

El duelo por la pérdida gestacional y perinatal

Después de un tiempo esperando un bebé, con sueños, expectativas, ilusiones al respecto y un proyecto de futuro juntos. Muchas familias se encuentran ante el terrible dolor de la pérdida.

Hablar de la pérdida gestacional o perinatal y el duelo por esa pérdida, es para muchas personas (incluidos profesionales de la salud) un tema al que no se presta la atención adecuada, se minimiza su importancia, especialmente si la pérdida tiene lugar a las pocas semanas de embarazo, tratando de que pase cuanto antes, de que se continue con la vida anterior como si nada hubiera ocurrido, o no se habla e incluso se silencia, se niega, como si se tratara de un tabú o algo que no existe.

Por todo lo anterior, los padres tienen que atravesar lo que se conoce como “duelo desautorizado”. Condenando a las familias a un sufrimiento adicional, el sufrimiento que supone lo que no se puede expresar.

Se trata de una pérdida que existe, está ahí y como todas las pérdidas necesita ser expresada, hablada, gritada o llorada, para después poder ser aceptada.

Los sentimientos no expresados de manera abierta se expresarán de alguna otra forma (Helene Deutsch).

Fases del duelo y tareas

Cualquier pérdida supone atravesar un duelo. El duelo es un proceso natural ante la pérdida y por lo tanto ha de ponerse en marcha y no interferir en dicho proceso, sino facilitarlo. No existen reglas fijas para enfrentarse a la pérdida, no existen tiempos determinados, ya que cada persona es diferente y como tal se enfrentará a su propio duelo, también es importante entender esto cuando es una pareja la que se enfrenta a la pérdida, ya que aunque ambos hayan perdido a su bebé, ambos marcarán sus propios ritmos que no son mejores ni peores, simplemente serán diferentes.

Hay diferentes factores a tener en cuenta a la hora de transitar el duelo, que pueden favorecer o dificultar el duelo:

  • La salud mental previa
  • Ciertas características de personalidad
  • El estilo de afrontamiento,
  • Los recursos con los que la persona cuente
  • Las experiencias vitales, otras pérdidas importantes, eventos traumáticos previos.
  • La capacidad para establecer vínculos afectivos, contar con una red de apoyo
  • La calidad y solidez de la relación de pareja
  • Creencias y valores
  • Tipo de muerte, poder anticiparse o no
  • Posibilidad de despedida
  • Trato por parte de los profesionales
  • Salud física, alimentación, sueño

Existen diferentes fases del duelo y atravesarlas llevará un tiempo diferente a cada persona. Según Elisabeth Kübler-Ross las fases del duelo son:

  • Negación
  • Negociación
  • Depresión
  • Ira
  • Aceptación

Además, también es necesario llevar a cabo cuatro tareas (Worden)­:

  • Aceptar la realidad de la pérdida
  • Trabajar las emociones y el dolor de la  pérdida
  • Adaptarse a un entorno donde el fallecido ya no está
  • Recolocar emocionalmente al fallecido y continuar viviendo.

El duelo finaliza, cuando se puede seguir viviendo y sintiendo que la vida sigue mereciendo la pena, a pesar de todo, teniendo en cuenta que el ví­nculo que une a los padres con su bebé permanecerá siempre, siempre será su hijo y no dejarán de amarle, estará presente y se le recordará, algo que además es totalmente recomendable y natural, pero esto se podrá hacer con un dolor con una intensidad mucho menor y soportable. En ocasiones llegados a este punto, la pérdida puede suponer un crecimiento, una transformación personal.

¿Cómo podemos actuar los profesionales ante la pérdida?

En el caso del duelo perinatal a veces el proceso se puede volver más complejo, si se produce un duelo desautorizado, como comentaba anteriormente. Si no se favorece que las cosas se hagan de un modo adecuado, puede derivar en un duelo complicado, crónico o patológico, que no permite elaborar todos los aspectos anteriores y requiere de una intervención psicológica.

Como profesionales tenemos un papel fundamental ante la pérdida: reconocerla, apoyar y favorecer el tan necesario proceso de duelo, estar ahí con una escucha atenta, dar un espacio para hablar del dolor, de las emociones, validarlas y contenerlas.

Demostrar al que ha sufrido la pérdida, que esta es importante y que entendemos su dolor y todo desde un respeto profundo hacia cada familia.

En esta lí­nea todos los profesionales que trabajan en el ámbito de la maternidad, deben ser conscientes de esto, para favorecer que el proceso de duelo ocurra de forma adecuada y tratar de marcar la diferencia, porque aunque no se puede evitar ni eliminar el sufrimiento que conlleva la pérdida, si se recibe una atención adecuada todo resulta más llevadero y podemos evitar más sufrimiento si cabe.

Es importante también tomar conciencia, de la dificultad que conlleva enfrentarse a la pérdida desde el lado del profesional, ya que supone un alto impacto emocional, puesto que supone enfrentarse a los propias pérdidas, a los miedos existentes acerca de la muerte, hacia las propias dificultades para tratar con personas que han perdido a alguien. Atender y apoyar a quien está experimentando una pérdida es duro y requiere también de unos cuidados personales, puesto que para cuidar y atender bien es necesario cuidarse.

Como ayuda para enfrentarse a este tipo de situaciones, existen varias guías de buenas prácticas de actuación ante la pérdida que contemplan la atención a los cuidados y la atención al duelo perinatal, estás guías servirán de orientación, pero como siempre lo más importante es proporcionar un trato humano al otro, escuchar sus necesidades y ponernos en su lugar, actuando del modo en que nos gustaría ser tratados:

Atención Profesional a la Pérdida y el Duelo durante la Maternidad. Pedro Santos Redondo, Ana Yáñez Otero, Miriam Al-Adib Mendiri. Servicio Extremeño de Salud. 2015: 

https://sepad.gobex.es/documents/19231/562422/libro+duelo+SES.pdf

Guía para la Atención a la Muerte Perinatal y Neonatal. Umamanita y El parto es Nuestro, con la colaboración de la Liga de la Leche.

https://www.elpartoesnuestro.es/sites/default/files/recursos/documents/epen_y_umamanita_-_guia_para_la_atencion_a_la_muerte_perinatal_y_neonatal.pdf

Protocolo – Guía Muerte Fetal y Perinatal. En colaboración con Red el Hueco de mi Vientre.

http://www.redelhuecodemivientre.es/wp-content/uploads/PROTOCOLO-HUMV-2016.pdf

¿Qué puede ayudar a transitar el duelo?

En primer lugar, poder expresar abiertamente lo que se siente. Cada cual debe buscar lo que le reconforte, lo que le haga sentir bien, no existen formulas mágicas.

El apoyo del entorno, un entorno que permita expresar y que contenga. Hay algo a tener en cuenta y es que a veces los familiares y amigos a los que se recurría previamente en búsqueda de apoyo, no están preparados para asumir ese papel, y en ocasiones a los dolientes les toca buscar nuevos apoyos que comprendan por lo que están pasando y puedan hacerse cargo.

Grupos de apoyo al duelo gestacional o perinatal y otras redes o asociaciones de apoyo.

Los grupos de apoyo son sitios, donde compartir tiempo y espacio con personas que han vivido experiencias similares. Sin sentirse  juzgados.

En Madrid existen los siguientes recursos: Circulo de familias en duelo que coordina Cheli Blasco: https://www.facebook.com/circulodefamiliasenduelo/ correo electrónico: circuloduelo@gmail.com, teléfono: 639131771

Red el hueco de mi vientre, lo coordina Pilar Gómez Ulla, página web: http://www.redelhuecodemivientre.es , correo electrónico: redelhuecodemivientre@gmail.com, teléfono: 617806563. Además la Red el hueco de mi vientre, también lleva a cabo formación, promoción de cambios en la asistencia mediante la realización de trabajos de investigación, protocolos asistenciales, o la promoción de cuidados paliativos perinatales.

También es necesario mencionar la labor de apoyo, divulgación e investigación que se hace desde Umamanita, a través de su página web: http://www.umamanita.es las familias que han sufrido una pérdida perinatal y neonatal, podrán encontrar información muy valiosa: recursos, trámites, protocolos, formación y eventos que realizan, como el día del recuerdo. Es posible registrarse para poder recibir información a través del correo electrónico.

Atención  psicológica, aunque el duelo es un proceso totalmente normal y necesario ante una pérdida, a veces se hace muy complicado afrontar y transitar un duelo de estas características y se hace necesaria una atención más especializada por parte de un profesional.

Fuentes:

  1. Atención Profesional a la Pérdida y el Duelo durante la Maternidad. Pedro Santos Redondo, Ana Yáñez Otero, Miriam Al-Adib Mendiri. Servicio Extremeño de Salud. 2015
  2. Guía para la Atención a la Muerte Perinatal y Neonatal. Umamanita y El parto es Nuestro, con la colaboración de la Liga de la Leche.
  3. Protocolo – Guía Muerte Fetal y Perinatal. En colaboración con Red el Hueco de mi Vientre.

 

Cristina Castaño
Psicóloga Sanitaria M-21781
Psicoterapia Breve y Psicología Perinatal
Blog: www.www.mientrascreces.es
Correo electrónico: cristina-cb@cop.es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *